La robotización y la biometría en los procesos de negocios

La biometría se refiere a la utilización de herramientas que permitan autenticar una identidad, gracias a haber analizado las características físicas y el comportamiento de cada persona; es decir, lo que busca es, mediante el análisis de las características físicas y el comportamiento de cada cual, identificar a la persona de que se trate.

Por otro lado, la robotización, por un lado, se refiere a la utilización de máquinas durante los procesos de producción, de forma que permite la sustitución de los seres humanos a la hora de realizar determinadas tareas, ganando con ello eficiencia y competitividad por norma general.

La biometría y la robotización son tecnologías muy utilizadas en todos los procesos

A día de hoy, son muchas las empresas que en sus procesos de negocios han incorporado estas dos herramientas, destacando aquellas que forman parte del sector financiero. Esto ha supuesto una mejora tecnológica.

A continuación, explicaremos el proceso de implementación de la robotización y la biometría en los procesos de negocios de las diferentes empresas.

robotizacion

La implementación de la robotización

La robotización ha llegado a las empresas para quedarse, implementándose en sus procesos de negocio, suponiendo una auténtica revolución en la forma de trabajar.

La automatización de procesos robóticos, también llamado por sus siglas RPA, supone la incorporación de pequeños robots a los procesos de negocios de las empresas para que desarrollen determinadas actividades imitando a trabajadores humanos. Esta tecnología cuenta con un gran potencial, suponiendo un impacto en el mercado gigante como consecuencia del incremento del valor de las empresas que lo han implementado.

Estos robots, como hemos mencionado, realizan tareas dentro de las empresas, normalmente las más repetitivas o pesadas, sustituyendo al capital humano en las mismas.

Como ejemplo de algunas de las actividades que tienden a desarrollar los robos podemos mencionar las siguientes:

  • Van a realizar cálculos, además con una fiabilidad muy elevada.
  • También saben leer e interpretar las bases de datos.
  • En el sector de la logística, se encargan de mover y ordenar paquetes y archivos o carpetas.
  • Leen e interpretan documentos, pudiendo extraer de ellos información.
  • También pueden abrir correos electrónicos, en los cuales podrán adjuntar los archivos pertinentes.
  • Entre otras.

Estas tareas y muchas otras pueden ser desarrolladas por un robot, sin embargo, aunque en la realización de la misma puedan sustituir a personas, no es estrictamente necesario, pues los mismos pueden trabajar de forma coordinada con las personas empleadas.

La implementación de la robótica a los procesos de negocios con lleva una serie de ventajas como consecuencia de la mejora tecnológica que esto supone. Pues bien, las tareas que estos robots realicen se harán con mayor rapidez, ofreciendo un servicio con una calidad mayor; además, los robots cumplirán siempre la regulación establecida siempre que así de programe. Gracias a la mayor rapidez en el desarrollo de estas actividades, los plazos de entrega de los productos serán menos dilatado en el tiempo y se incrementa la agilidad en los procesos, reduciendo con ello los costes de los mismos. Además, los empleados tendrán menos presión en su trabajo y menos carga, aumentando, consiguientemente, la productividad del proceso.

La implementación de la biometría en los procesos de negocios

La biometría, como hemos dicho, supone que, mediante un análisis, se pueda identificar a cada individuo, de forma que en el momento en que se lleve a cabo un contrato o un negocio con alguien, quede perfectamente identificada la persona firmante del mismo, sin posibilidad de oponerse, constituyéndose como un documento inviolable.

En definitiva, esta herramienta lo que hace es analizar los rasgos de una persona para tomar muestras de los mismos mediante algún dispositivo y, en caso de que dichos rasgos coincidan con los que tienen registrados previamente, permitirán o no el acceso de la persona en cuestión a las instalaciones de la empresa o a los documentos a los que pretenda acceder.

Ha supuesto una revolución en todos aquellos sectores donde se ha implantado la biometría, pues implica una mayor seguridad en todas las operaciones que se realicen, contribuyendo a la ciberseguridad, es por ello que son cada vez más las empresas que se suman a las que han implantado la biometría dentro de sus procesos. De hecho, hoy en día podemos ver como incluso los móviles cuentan con biometría para el acceso al mismo, registrando previamente las facciones de la cara del titular del teléfono y, para desbloquearlo, solo hará falta analizar dichas facciones que, en caso de coincidir con las registradas, permitirán el acceso al contenido del mismo.

Dicha herramienta puede aportar una serie de ventajas a las empresas. En primer lugar, al haber un mayor control, se asume un menor riesgo de sufrir fraude en la empresa, reduciéndose, a su vez, la posibilidad de que exista una suplantación de identidad en el interior de la misma. También supone un ahorro a la hora de llevar a cabo las contrataciones en el seno de la empresa y, a la hora de acceder a los datos de la misma, habrá una mayor precisión de quiénes pueden acceder a dichos datos o, incluso, a sus instalaciones.

Además de las ventajas comentadas, da prestigio a la empresa, es decir, añade valor a la misma, pudiéndose compatibilizar con otro tipo de sistemas de protección. Si bien, dicho control, se podrá realizar de forma remota, suponiendo, además, una ventaja para los empleados a la hora de acceder a la empresa, pues no tendrá porqué acordarse de contraseñas ni códigos para ello.

La implantación de la robotización o de la biometría, es decir, de inteligencia artificial en general, está a día de hoy en auge, pues reporta grandes ventajas a las empresas que han procedido a su implantación. La inteligencia artificial ha logrado la fidelización de clientes al proporcionar mejores respuestas a los mismos, además de más rápidas. También, como hemos mencionado, ha supuesto un incremento del rendimiento de los trabajadores al trabajar con robots, a la vez que ha aumentado la calidad de vida de los mismos gracias a delegar las actividades más mecánicas y pesadas a los robots. Y, por último ha aumentado la competitividad de la empresas, suponiendo un incremento considerable del valor de las mismas.

Deja un comentario