5 características de un buen líder en el sector asegurador

El nuevo año supondrá varios retos en diferentes frentes. ¿Cuáles son las características de un buen líder más importantes en el sector asegurador?

El liderazgo, una pieza clave para afrontar los retos de 2023

El mercado actual es cada vez más volátil. Los movimientos a escala geoeconómica, las nuevas demandas de los consumidores y los cambios a nivel regulatorio son tan solo algunos de los retos con los que tiene que lidiar el sector asegurador. En ese contexto, el liderazgo se convierte en una pieza clave para que las aseguradoras y corredurías puedan afrontar con éxito los desafíos que tienen por delante. Un buen líder no solo está preparado para lidiar con los riesgos imprevistos, sino que es capaz de mantener la dirección de la entidad y desarrollar su resiliencia.

Las características de un buen líder más relevantes para el sector asegurador

La inflación, el aumento de los costos y la posibilidad de que se produzca una crisis económica son las principales preocupaciones de los líderes de las empresas de cara al próximo año, según reveló un estudio realizado por AON. Sin embargo, aunque el 79 % esperan que en 2023 se produzca una recesión, solo el 35 % afirma sentirse muy preparado para afrontar ese escenario.

Los líderes más competentes comparten una serie de características que les permiten realizar un análisis de riesgo más objetivo y lidiar con los contratiempos de forma más eficaz. Algunas de las características de un buen líder imprescindibles en el sector asegurador son:

1. Proactividad en la gestión de riesgos

El 62 % de los líderes muy preparados coinciden en que afrontar los riesgos no es una opción sino una cuestión de supervivencia para las empresas. De hecho, una de las características de un buen líder consiste precisamente en su capacidad para identificar obstáculos y adelantarse a los problemas para evadirlos o minimizar su impacto.

El liderazgo eficaz parte de un análisis de riesgo objetivo que permite identificar las dificultades, determinar sus causas y vislumbrar las consecuencias para trazar un plan de contingencia adecuado. El buen líder no espera a que surjan los problemas, se anticipa a ellos. Tiene una mentalidad orientada a la solución de problemas y posee una gran flexibilidad que lo ayuda a adaptarse a los cambios y situaciones imprevistas de manera efectiva.

2. Búsqueda de asesoramiento externo

Los líderes eficaces no siguen un estilo de dirección autocrático, sino que valoran la opinión de los expertos. De hecho, el 62% coinciden en que un buen asesor o consultor externo es fundamental para optimizar la toma de decisiones en la empresa y abordar mejor el riesgo.

En el sector asegurador, una de las características de un buen líder consiste en saber escuchar y mantenerse abierto a diferentes perspectivas. Contar con el asesoramiento de expertos permite tomar decisiones estratégicas basadas en la evidencia y el análisis de datos, en lugar de usar la intuición o el juicio subjetivo.

3. Visión global

En un mundo hiperconectado y globalizado, los líderes del sector asegurador deben desarrollar una visión global. No es casual que el 61 % de los líderes muy preparados estén de acuerdo en que los riesgos emergentes que afrontan sus empresas están interconectados. Esa visión 360 grados les permite anticiparse a las tendencias y retos del mercado desarrollando planes efectivos para la correduría o aseguradora.

Esta característica de un buen líder le permite abordar los problemas en toda su complejidad, comprendiendo cómo interactúan las diferentes partes y el impacto que tienen sobre la entidad, su público objetivo o incluso todo el sector asegurador. La visión global también ayuda a los líderes a anticiparse a las crisis dotando a su entidad de la flexibilidad necesaria para afrontar los nuevos riesgos.

4. Rodearse de un buen equipo de trabajo

El crecimiento de una empresa está limitado a su capacidad para atraer el número suficiente de personas adecuadas”, dijo James Collins, consultor de negocios. Los buenos líderes son conscientes de la importancia de los recursos humanos, por lo que incluso en tiempos inciertos se preocupan por atraer y retener talento.

En la actualidad, el 42 % de los líderes muy preparados están dedicando mucho tiempo a mejorar el employer branding y reclutar profesionales talentosos porque saben que eso puede marcar la diferencia, en especial en el sector asegurador. Un buen líder no solo se rodea de los mejores colaboradores y asesores, sino que también se preocupa por contratar a profesionales motivados y comprometidos que puedan aportar valor añadido a la correduría o aseguradora.

5. Apuesta por el desarrollo

A pesar de que el próximo año se dibuja incierto, los líderes más capaces siguen manteniendo su visión. No están frenando la inversión a largo plazo, aunque ya están aplicando medidas para controlar los costes a medio plazo. El 66 %, por ejemplo, ha aumentado los precios de los productos o servicios y el 68 % se está planteando reducir su presupuesto de marketing.

Una de las características de un buen líder consiste precisamente en tener clara la misión y visión de la organización. Estos líderes cambian los planes, pero no los objetivos. Son capaces de dirigir a su equipo en la consecución de las metas, transmitiendo confianza y seguridad para no afectar las perspectivas a largo plazo de la correduría o aseguradora.

En resumen, los líderes eficientes son capaces de realizar un análisis de riesgos objetivo desde una perspectiva holística y una actitud proactiva que les permita tomar las medidas necesarias para proteger la organización y/o aprovechar las oportunidades que siempre se generan en los periodos de cambio.

Deja un comentario