3 ofertas de seguros para los cambios en la movilidad

Los cambios en la movilidad representan nuevas oportunidades para las aseguradoras. 3 ofertas de seguros para satisfacer las demandas de los consumidores.

Las ofertas de seguros deben adaptarse a los cambios en la movilidad urbana

Los nuevos avances tecnológicos y una mayor conciencia medioambiental están provocando cambios en la movilidad sin precedentes. Tecnologías como la conducción autónoma y la conectividad, así como el impulso de la economía colaborativa, están transformando la manera de moverse por las ciudades y las expectativas de los ciudadanos, por lo que las aseguradoras necesitan diseñar nuevas ofertas de seguros que se adapten a los tiempos.

Las nuevas tendencias en la movilidad urbana

El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas indicó que en las ciudades vivirán 2 500 millones de personas más en 2050. A medida que las urbes crezcan, la demanda de movilidad aumentará, por lo que es necesario buscar soluciones más eficientes y seguras para gestionar el tráfico, mejorando asimismo la calidad de vida en las ciudades.

Los gobiernos locales ya están fomentando el uso de nuevas soluciones de movilidad proporcionadas por proveedores privados que facilitan desde el uso compartido de automóviles, bicicletas, scooters y patinetes hasta aplicaciones para compartir viajes.

De hecho, la micromovilidad es una de las tendencias de mayor crecimiento. Un estudio de Kantar estima que el tráfico de bicicletas, fundamentalmente modelos eléctricos y mediante opciones de uso compartido aumentará un 18 % en 2030 en las principales ciudades del mundo. El uso de medios de transporte privados, ligeros y alquilados experimentará una auténtica explosión en los próximos años, sobre todo a medida que las ciudades amplíen las restricciones de tráfico en los centros urbanos.

Los ciudadanos también están demandando sistemas de movilidad más convenientes y flexibles. Por esa razón, poco a poco se irá imponiendo el modelo de Movilidad como Servicio (MaaS). Este ofrecerá diferentes opciones de movilidad, muchas de ellas integradas en sistemas de transporte inteligentes y plataformas de datos abiertas que permitirán a los ciudadanos planificar rutas y horarios eligiendo los medios de transporte más convenientes para realizar un viaje multimodal.

Eso significa que el número de propietarios de coches y motos disminuirá a favor de un modelo más sostenible en el que se prioriza el transporte público y las opciones de movilidad compartida personales. Sin olvidar la irrupción de los vehículos más conectados y autónomos que se vincularán a la red de datos pública para recibir información sobre el tráfico, el estado de las carreteras o posibles incidentes.

Obviamente, esos cambios en la movilidad están generando nuevas oportunidades de negocios. McKinsey estimó que solo la conectividad de los vehículos podría producir entre 30.000 y 50.000 millones de dólares en el ramo Auto a nivel mundial en 2030, lo cual implica más del 10 % de las primas actuales.

Tres ofertas de seguros para cubrir los cambios en la movilidad urbana

1. Seguro personalizado

Los cambios en la movilidad y la posibilidad de recopilar un mayor volumen de datos en tiempo real abren las puertas a un seguro personalizado basado en precios dinámicos. En estas pólizas el tomador del seguro “paga según conduce” ya que en el cálculo de las primas se tiene en cuenta tanto su estilo de conducción como el uso del vehículo.

Algunas aseguradoras ya están empezando a experimentar con dispositivos para recopilar datos de vehículos y conductores. Esa información se puede utilizar para desarrollar un modelo de riesgos dinámicos en los que los conductores más prudentes y que menos kilómetros recorren pagan menos.

Las aseguradoras también pueden usar esos datos para influir positivamente en los comportamientos al volante, mejorar la atención al cliente, proporcionar seguros personalizados y, por supuesto, reducir sus pérdidas optimizando el proceso de detección de fraudes y suscripción de riesgo.

2. Ofertas de ecosistema

Con el crecimiento de las ventas directas de todo tipo de vehículos, los fabricantes están ganando peso en el mercado y pueden convertirse en competidores potenciales de las aseguradoras. Las ofertas de seguros integradas en la compra, facilitadas por la instauración de ecosistemas digitales, son una opción interesante que también beneficia a los clientes pues les proporciona una experiencia más completa, fluida y satisfactoria.

Las aseguradoras también pueden aprovechar esta tecnología para asesorar a sus clientes sobre el mejor momento para vender o comprar un vehículo o ayudarles a optimizar sus hábitos al volante para ahorrar combustible o conducir de manera más segura. En colaboración con su red de talleres, incluso podrían enviar alertas de mantenimiento preventivo para reducir las probabilidades de averías y, por ende, las solicitudes de asistencia en la carretera.

Establecer más puntos de contacto y con mayor regularidad ayudará a las compañías de seguros a mostrar su compromiso con los clientes, lo cual fortalecerá su lealtad y mejorará la tasa de retención. En vez de limitarse a diseñar y lanzar ofertas de seguros, las entidades pueden desempeñar un rol de acompañamiento gracias al desarrollo de los ecosistemas digitales y las metodologías de análisis avanzado de datos.

3. Pólizas multimodales

Los cambios en la movilidad urbana implican más viajes multimodales, por lo que las tradicionales pólizas de coche o moto podrían quedar obsoletas o ser residuales. En ese contexto, las aseguradoras están obligadas a innovar diseñando nuevas ofertas de seguros más personalizadas y flexibles.

En el sector asegurador ya existe una póliza de transporte multimodal destinada a cubrir las mercancías que se trasladan por diferentes vías. Es un seguro personalizado con coberturas y exclusiones concretas que ofrece las garantías que las empresas necesitan para trasladar sus mercancías.

Ese mismo modelo podría extenderse a los seguros del ramo Auto, diseñando pólizas multimodales que cubran los diferentes vehículos que posee el tomador del seguro, desde el coche privado hasta su e-scooter. Esos seguros incluso podrían adoptar un modelo bajo demanda, de manera que el cliente tenga libertad para activar y desactivar su póliza, pagando únicamente cuando surge la necesidad real de protección.

Obviamente, las aseguradoras más innovadoras que aborden rápidamente los retos que suponen los cambios en la movilidad diseñando nuevas ofertas de seguros saldrán reforzadas y ampliarán su cuota de mercado, desempeñando incluso un papel protagónico en la configuración de esta nueva etapa de la movilidad urbana.

Deja un comentario